Remedios caseros para el dolor de muela picada, funcionan

Remedios caseros para el dolor de muela picada, funcionan

Remedios caseros para el dolor de muelas

¿Sufres de dolor de muela picada y no sabes qué hacer? No te preocupes, en este artículo te ofrecemos los mejores remedios caseros para aliviar ese dolor agudo que te está haciendo pasar un mal rato, con esta información, podrás encontrar una solución rápida y natural para calmar el dolor en tu muela picada.

Los remedios caseros son una excelente opción para aquellos que prefieren evitar los medicamentos fuertes. Muchas personas no se sienten cómodas tomando medicamentos que pueden tener efectos secundarios graves. Además, los remedios caseros son más económicos y fáciles de obtener. Estos remedios también son una excelente manera de cuidar tu salud de manera natural.

Uno de los remedios caseros más efectivos para el dolor de muela picada es el ajo. El ajo tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que lo hacen perfecto para tratar el dolor de muela picada, simplemente coloca un diente de ajo en la muela afectada y mastica ligeramente. Esto ayudará a reducir el dolor y la inflamación.

Otro remedio casero para el dolor de muela picada es el té de manzanilla. La manzanilla tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas que pueden ayudar a aliviar el dolor de muela, simplemente prepara una taza de té de manzanilla y enjuaga tu boca con él durante unos minutos.

Otra opción para el dolor de muela picada es el clavo de olor. El clavo de olor tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias que lo hacen útil para aliviar el dolor de muela. Simplemente coloca un clavo de olor en la muela afectada y mastica ligeramente.

Además de estos remedios caseros, existen otros métodos que pueden ayudarte a aliviar el dolor de muela picada. Por ejemplo, aplicar una compresa fría o caliente en el área afectada (lo veremos más adelante más extenso), evitar alimentos y bebidas frías o calientes, y mantener una buena higiene dental.

Estos remedios caseros te pueden ayudar a aliviar el dolor de muela picada de forma natural y efectiva, recuerda siempre visitar a tu dentista si el dolor persiste o si tienes algún otro problema dental. Con un poco de cuidado y atención, puedes mantener tu salud dental y prevenir problemas futuros.

En resumen, si estás buscando remedios caseros para el dolor de muela picada, tienes muchas opciones naturales y efectivas a tu disposición. Desde el ajo hasta la manzanilla y el clavo de olor, estos remedios caseros te pueden ayudar a aliviar el dolor de manera segura y económica. Además, recuerda siempre mantener una buena higiene dental para prevenir problemas en el futuro. ¡Sigue leyendo y que sea de ayuda este artículo porque hay más remedios!

Comprender la causa del dolor de muelas

Para aliviar el dolor de muelas, es importante averiguar la causa, las causas pueden ser caries, dientes rotos, infección de las encías, problemas sinusales y otras. Una vez que sepas cuál es la causa del dolor, podrás encontrar el mejor remedio y tratamiento.

Los tratamientos caseros también pueden funcionar:

  • Enjuágate la boca con agua tibia con sal.
  • Aplícate una compresa fría.
  • Toma analgésicos sin receta.
  • Utiliza aceite de clavo.
  • Prueba la acupresión.

 

Identifica el tipo de dolor

El primer tipo es un dolor sordo, empieza en un punto y va empeorando, puede deberse a una caries o a una infección.

El segundo es agudo y repentino, suele ocurrir después de comer algo demasiado caliente o frío.

El tercer tipo es pulsátil y constante, puede deberse a una enfermedad de las encías o a un absceso dental, si sientes este tipo de dolor, acude rápidamente al dentista.

Si conoces el tipo de dolor de muelas, podrás ayudar a tu dentista a averiguar la causa, esto le ayudará a darte el tratamiento adecuado para aliviarte.

Evalúa la gravedad del dolor

Para averiguar el origen del dolor de muelas, evalúa su gravedad, si el dolor es leve, puede deberse a sensibilidad al frío/calor o a caries. Sin embargo, un dolor intenso y agudo podría deberse a un absceso dental o a un empaste roto.

Hasta que recibas atención dental profesional, los remedios caseros, como los analgésicos de venta libre, pueden aliviarte temporalmente.

  • Los enjuagues con agua salada y las compresas frías pueden reducir la inflamación.
  • Hay que reducir el consumo de azúcar.
  • Hay que evitar los alimentos duros.
  • Se pueden utilizar dentífricos específicos para la sensibilidad con flúor.

 

Soluciones para alimentos y bebidas

¿Necesitas una solución rápida y fácil para tu dolor de muelas? Los remedios a base de alimentos y bebidas pueden ser la solución, desde enjuagues con agua salada hasta infusiones de hierbas, hay muchas formas de incorporar alimentos y bebidas a tus cuidados caseros. A continuación te presentamos algunas de las soluciones a base de alimentos y bebidas que pueden ayudarte a aliviar las molestias dentales:

  • Enjuagues de agua salada
  • Infusiones
  • Compresas frías
  • Raíz de jengibre
  • Aceite de clavo
  • Ajo
  • Cebolla
  • Vinagre de manzana

 

Gárgaras con agua salada

Trate el dolor de muelas en casa con una solución de sal y agua, disuelve media cucharadita de sal en una taza de agua tibia, haz buches con la solución durante 30 segundos y luego escúpela. Haz esto hasta que hayas usado toda la taza de agua salada, repítelo de 1 a 4 veces al día hasta que desaparezcan el dolor y las molestias, la solución salina ayuda a reducir la inflamación y a eliminar las bacterias.

Utiliza una compresa fría

Una compresa fría es un remedio casero muy popular para el dolor de muelas. Aplicar frío puede aliviar la inflamación y el dolor.

Hay varias formas de aplicar una compresa fría:

  • Envuelve un cubito de hielo en un paño y colócalo sobre el diente dolorido. Mantenlo ahí durante 15 minutos, con descansos de 15 minutos. Dependiendo del dolor, puedes repetir esta operación varias veces.
  • Haz una bolsa de hielo. Toma dos cucharadas de sal y añade 2/3 de taza de alcohol a una bolsa llena de cubitos de hielo. La sal ayudará a mantenerlo frío; el alcohol, a que no se congele. Presiona suavemente esta bolsa de hielo sobre la zona. Tómate descansos entre tratamientos, según sea necesario o te lo aconseje tu dentista o médico.

 

Chupa una rodaja de limón

Chupa una rodaja de limón para aliviar el dolor de muelas. Los limones están llenos de vitamina C y tienen elementos astringentes, que ayudan a reducir el dolor, corta un limón ecológico por la mitad y chupa un trozo durante unos minutos. Este remedio funciona también como antioxidante bucal, eliminando la placa y el sarro.

Asegúrate de que el limón no esté endulzado; el azúcar puede empeorar los problemas dentales o provocar enfermedades de las encías o caries. Si tienes mal sabor de boca después de tomar zumo de limón, ponte en contacto con tu dentista antes de continuar.

Remedios naturales

Hay remedios naturales que pueden ayudarte. Son baratos y fáciles de encontrar.

Aplicar aceite de clavo

El aceite de clavo es un remedio natural popular para el dolor de muelas, es una especia con una larga historia de usos medicinales y propiedades anestésicas suaves, aplícalo poniendo unas gotas de aceite de clavo en un algodón y frotándolo sobre la zona afectada. Los estudios demuestran que puede reducir la inflamación y proteger los dientes de las bacterias.

Encuentra aceite esencial de clavo de calidad sin diluir en tiendas de dietética. Evita el contacto con tejidos blandos, ya que el aceite de clavo puede ser tóxico y causar irritación o ardor si se utiliza en altas concentraciones.

Tomar suplementos de ajo

Los suplementos de ajo sirven como remedio natural para el dolor de muelas. Contiene compuestos que funcionan como analgésicos naturales. Además, tiene propiedades antibacterianas y antivirales que pueden ayudar a combatir infecciones en la boca.

Puedes tomar cápsulas de ajo o masticar dientes crudos dos veces al día con las comidas hasta que mejore el dolor de muelas, también se puede hacer una pasta de dientes machacados y agua y aplicarla directamente sobre el diente afectado.

Ten en cuenta que si tomas grandes dosis durante periodos prolongados puedes sufrir mal aliento o indigestión, además, informe a su dentista de cualquier suplemento de hierbas antes de someterse a procedimientos dentales. Así se asegurará de recibir la mejor atención posible.

 

Té de menta

El té de menta es un remedio casero para el dolor de muelas, proporciona un alivio rápido gracias al mentol, el mentol es antiinflamatorio y analgésico. Esto significa que reduce la inflamación del tejido de las encías y el dolor.

Para preparar la infusión, remoja una cucharadita de hojas secas de menta o dos bolsitas en dos tazas de agua hervida durante 10 minutos. Deja que se enfríe. Haz buches con la infusión antes de escupirla.

Sentirás alivio en cuestión de minutos. Pero, informa a tu dentista si todavía siente dolor después de usar este remedio.

Tratamientos caseros

En un momento u otro, a todo el mundo le duele una muela. Para aliviar el dolor, hay muchos tratamientos caseros que puedes probar. Estos varían desde soluciones fáciles y baratas a otras más complejas y caras.

 

Haz una pasta de bicarbonato

Combina tres cucharadas de bicarbonato de sodio con una cucharada de agua, mezcla hasta formar una pasta. Frótala suavemente en el diente afectado con el dedo o con un bastoncillo de algodón. no utilices el bicarbonato más de una vez al día. Evita usarlo en dientes sensibles. Los ingredientes abrasivos como el bicarbonato pueden dañar el esmalte y las encías si se usa en exceso.

  • Enjuágate la boca con agua fría después de aplicar la pasta.
  • Elimina los restos con un cepillo de cerdas suaves.
  • Esto puede ayudar a aliviar el dolor de muelas en muchas personas.

 

Enjuague con peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrógeno es un producto doméstico común. Utilízalo como remedio casero para el dolor de muelas. Descompone la placa y blanquea los dientes, lo que ayuda a reducir la sensibilidad dental.

Para utilizarlo, mezcla partes iguales de peróxido de hidrógeno y agua en un vaso. Haz girar la mezcla dentro de la boca, hazlo con cuidado, ya que puede irritar el tejido sensible de las encías. Después, enjuágate la boca con agua. Desecha cualquier resto de líquido. Consulta a un profesional antes de intentar cualquier tratamiento casero.

Utiliza un analgésico de venta libre

El ibuprofeno o el paracetamol, ambos analgésicos de venta libre, pueden ayudar a reducir el dolor de muelas. Estos ingredientes combaten la inflamación y alivian las molestias. Pero no solucionan el problema de fondo. Pregunta a tu médico o farmacéutico si tienen contraindicaciones o efectos secundarios.

A veces, tu dentista puede recetarte analgésicos más intensos, como codeína o hidrocodona. Tómalos sólo según las indicaciones, una sobredosis podría ser peligrosa.

Recuerda que los medicamentos sin receta sólo proporcionan un alivio temporal. Una infección, traumatismo o caries podría ser la verdadera causa del problema. Si el dolor persiste, como lo he mencionado antes, visita a tu dentista para obtener un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento.

 

Consejos de prevención

Para evitar el dolor de muelas, hay que tomar medidas preventivas. Cepillarse los dientes, usar hilo dental y visitar al dentista con regularidad son buenos hábitos para mantener los dientes sanos. Además, existen remedios caseros que pueden utilizarse para disminuir el dolor y detener los problemas dentales.

Exploremos estos remedios:

 

Cepíllate los dientes y usa hilo dental con regularidad

¿Prevenir el dolor de muelas? Muy sencillo, cuida bien tus dientes. Cepíllate los dientes dos veces al día, utiliza hilo dental una vez al día y usa un dentífrico con flúor, así reducirás las bacterias que provocan las caries y las frenarás. No te olvides de los lugares de difícil acceso de la parte posterior, en ellos pueden acumularse fácilmente partículas de comida y bacterias.

Por último, las revisiones dentales periódicas son imprescindibles. Con ellas podrás detectar cualquier problema antes de que se agrave.

Evita los alimentos azucarados y ácidos

El azúcar y los ácidos no son buenos para el dolor de muelas, pueden erosionar el esmalte dental y empeorar el dolor, mantente alejado de caramelos, refrescos y aperitivos azucarados que pueden provocar caries. Evita también los alimentos y bebidas ácidos, entre ellos están los cítricos, los zumos, el agua con gas, las bebidas energéticas, el café, el vino tinto, los tomates, las salsas, los aliños para ensaladas y los encurtidos, como el kimchi y el chucrut.

Si no tienes más remedio, bebe mucha agua después. Esto te ayudará a reducir el ácido de la boca.

Visita al dentista para revisiones periódicas

Visitar al dentista con regularidad puede ser una buena forma de evitar el dolor de muelas, hazte un examen dental cada 6 meses para detectar cualquier daño que pueda provocar dolor. Esto también ayuda a mantener sanos los dientes y las encías.

Durante estas revisiones, el dentista puede realizar limpiezas preventivas para detener la acumulación de sarro. Si tienes algún síntoma, como sensibilidad o sangrado al cepillarte, coméntaselo a tu dentista, puede recomendarte tratamientos para aliviar las molestias y evitar problemas dentales mayores.

 

Preguntas frecuentes

P: ¿Cuáles son algunos remedios caseros para el dolor de muelas?

R: Hay varios remedios caseros que pueden aliviar el dolor de muelas. Entre ellos se incluyen enjuagarse la boca con agua salada tibia, aplicar una compresa fría en la zona afectada y tomar analgésicos de venta libre como ibuprofeno o paracetamol.

P: ¿Cuál es el mejor remedio casero para el dolor de muelas?

R: El mejor remedio casero para el dolor de muelas es enjuagarse la boca con agua salada templada. Esto ayudará a reducir la inflamación y puede aliviar un poco el dolor.

P: ¿Qué debo hacer si los remedios caseros no me alivian el dolor de muelas?

R: Si los remedios caseros no le alivian el dolor de muelas, es importante que concierte una cita con tu dentista. El dentista puede proporcionar un diagnóstico y recomendar el tratamiento adecuado.

Scroll al inicio